Materiales: Gouache + Photoshop para la integración de elementos.
Tamaño: 32×49 cm.

Una de las 5 ilustraciones realizadas para el capítulo “As Casas dos Mouros” del documental audiovisual O Espía da Natureza, dirigido por el naturalista y productor audiovisual Federico de la Peña y patrocinado por la Diputación de Pontevedra.

Esta es la lámina final de una especie de “animación” por fundidos realizados mediante Photoshop, al igual que la serie de láminas sobre la construcción de las mámoas. Por tanto, los distintos elementos (el tesoro, la culebra y finalmente los dos expoliadores, todos dibujados aparte) van apareciendo sobre la lámina original (el paisaje nocturno) a medida que se mencionan en la narración de la escena.

Representa a dos campesinos del siglo XVII a punto de expoliar un túmulo o mámoa, en busca de los tesoros que solían ser enterrados en los dólmenes junto con los difuntos durante el período megalítico. En pleno siglo XVII se extendió el rumor de que en las cámaras funerarias de las mámoas había tesoros, y una auténtica fiebre del oro provocó que lamentablemente hoy en día apenas queden mámoas sin haber sido expoliadas en Galicia.


Cámara del dolmen y serpiente, dibujados a parte.


Los dos expoliadores.


Detalle aumentado del tesoro.

Obviamente, el dibujo tiene un cariz fantástico intencionado, tanto en el brillo antinatural del tesoro como en la presencia de la serpiente, que no es más que una representación de algunas leyendas folclóricas según las cuales los tesoros eran custodiados por culebras gigantes.

Link de interés:

~ Federico de la Peña – Divulgación Audiovisual (blog oficial del naturalista)