Click para aumentar.

Material: acrílicos.
Tamaño: 29 x 48 cm.

Una historia subtitulada… “El marido regresa a casa… (y trae a su troupe para la cena)“. 😀

Diversos motivos han hecho que este dibujo me llevara más tiempo del deseado (dedicándole muy poco tiempo la mayoría de los días), y que haya querido darlo por finalizado aún estando en una fase en la que todavía podrían mejorarse innumerables detalles.

Originalmente, la idea de “pintar un Zombi” proviene de mi compañero Jorge Vilches de Imperio Futura, destinada para cierto proyecto de revista online de cierta comunidad web dedicada al género fantástico… que finalmente acabó cayendo tras una serie de, digamos, problemas internos. Pero decidí continuarlo a modo personal por varias razones. Los Zombis, esas maravillosas criaturas provenientes de los interesantes folclores y supersticiones de las culturas de Haití, están hoy en día más de moda que nunca tanto en el cine como en la literatura (tratándose de, supongo, una obvia alegoría de los “nuevos temores” de la sociedad del siglo XXI). Pero al mismo tiempo, pienso que a todo aspirante a ilustrador no debe faltarle su muerto redivivo particular. Por lo cual, muchas gracias a Jorge tanto por su idea como por sus ánimos. 😉

Detalle.