Material: acrílicos.
Tamaño: 35 × 50 cm.

Hace exactamente un año que realicé esta rápida ilustración por encargo de una escritora. Por aquel entonces, serviría para ilustrar uno de los relatos de un proyecto de libro escrito por varios autores españoles sobre diferentes leyendas de nuestro país, y acompañados por ilustraciones de artistas diversos.

El relato al que debía acompañar esta ilustración se basaba en la leyenda de Cambaral, una historia perteneciente a la comarca costera de Luarca (en Asturias) acerca de un famoso pirata moro que fue capturado y aprisionado por el Señor de Luarca. La hija de dicho Señor acabó por enamorarse del prisionero, y juntos planearon una fuga que muy rapidamente acabó truncada en todos los sentidos, con las cabezas de ambos amantes cortadas de un espadazo y lanzadas al fondo de las aguas del puerto, sobre las que mucho más tarde se construyó “el puente del beso”.

De entre todos los momentos de esta historia narrados en el relato, decidí obviar los a priori más atractivos o incluso épicos (como por ejemplo las fechorías de las tropas de Cambaral o la muerte de ambos amantes) y preferí centrarme en la intimidad del momento clave en que ambos antagonistas se declaran amor mútuo, por ser el punto de inflexión de la historia en el que se sella el destino de ambos personajes (un detalle: esa línea horizontal de la pared que atraviesa el dibujo por los cuellos de ambas figuras no es casual 😉 ).

Hace poco que he sabido que el proyecto del libro sigue adelante pero eliminando las ilustraciones de los relatos para abaratar costes de edición. Una pena. Pero al menos, después de un año esperando, ya puedo enseñar la ilustración.


Detalle.