¡Click sobre la imagen para aumentar!

Materiales: acrílicos y lápices de color.
Tamaño: 40 x 70 cm.

Segunda de la serie de 4 lustraciones realizadas para la exposición fotográfica “Sexo na Pedra” acerca del románico sexual, organizada por el naturalista y productor audiovisual Federico de la Peña Santos y el Museo de Pontevedra.

He aquí una festiva “algueirada” medieval protagonizada por un grupo de juglares callejeros (algo así como los “perroflautas” de la época), uno de tantos colectivos demonizados por la Iglesia medieval.

En los canecillos de las iglesias románicas no sólo se recogen figuras de temática claramente sexual, sino también imágenes de lo que podría denominarse “la fiesta de calle medieval”. Estos eventos, considerados “barriobajeros”, estaban protagonizados por juglares, bailarinas, contorsionistas, beodos, comilones, músicos y otros personajes de mala reputación, cuyas actividades festivas eran consideradas de alto riesgo moral por derivar comunmente en la prohibida práctica del sexo.

Así pues, esta ilustración es una representación histórica de aquella realidad social, que acabó siendo recogida en esta particular imaginería del arte románico.

Canecillos con un contorsionistas, un músico y un supuesto beodo (más bien otro músico).

El dibujo en la fase de lápiz, antes de comenzar el coloreado.

Detalle.

Click AQUÍ para volver al ÍNDICE DE ILUSTRACIONES DE ‘SEXO NA PEDRA’.