Photobucket
Click para ver un poco mayor.

Material: acrílicos.
Tamaño: 47×32 cm.

Imaginado a través de las páginas de la monumental obra de Stanislaw Lem (analizada en mi blog Peliculeros, y cuya adaptación cinematográfica dirigida por Andrei Tarkovsky también analicé), en este dibujo no he intentado reflejar un momento concreto de la historia, pero sí encapsular un buen número de detalles de la misma probablemente sólo captables por los lectores. Por ejemplo, la ventana panorámica de la Estación, los dos soles rojo y azul o los resplandores aceitosos y plateados del mar, e incluso una Harey (ella) melancólica e irremediablemente más ligada al misterioro océano planetario que yace a sus espaldas, que al mundo de su propio marido Kris Kelvin (él), abriéndose la distancia entre ambos.

No sé si habré conseguido reflejar tantos dilemas emocionales y metafísicos en el dibujo… pero conque se note que la ventana es una ventana, y que tiene un cristal, ya me daré por sartisfecho. ;-)